My family

Bueno, hoy toca presentar un poco a mi familia. Es un poco particular así que creo que lo mejor será poner una foto de cada uno de ellos:

Mi mamá
Mi mamá

Un poco presumida como se puede observar.

Mi papá
Mi papá

Él siempre tan repeinado.

Omar
Omar

Jejeje Me encanta la foto de mi hermano. Aunque creo que sale favorecido.

Quisquilla
Quisquilla

Ahí está la gambona! Mi cuñada! Una más de mi familia (y más ahora que me robó el cuarto).

A continuación, Esthercilla. Mi fiel escudera en el duro trabajo de hacer el proyecto jijiji

Esther
Esther

Y por último, no podía faltar mi gran amigo Torri.

Rodri
Rodri

Ahí le tenemos, buscando presas, preferiblemente pequeñitas y frescas jajaajaja.

Edito: Todas las fotos que aparecen en esta entrada las he sacado yo 😉

Viaje a Barcelona III

En el último día que teníamos completo decidimos visitar el barrio gótico barcelonés. He de decir que me gustó mucho. Me pareció un barrio muy humano, hecho para las personas y no para el coche (quizás, por su antigüedad). Lo único que no gustó fue el aspecto de muchos bares y tiendecitas del lugar: pequeños, anticuados, algo abandonados… como ejemplo una peluquería que tenía los carteles en ese tono “blanco-azul” de cuando llevan varios años al sol. ¿Tanto cuesta cambiarlos? Pero si seguro que están pagando una pasta por el alquiler!!

Volviendo al tema, caminando caminando, llegamos a catedral de Barcelona. Al igual que la de Gaudí también estaba en obras. La verdad es que me resultó bastante atípica pero como iglesias he visto pocas mi opinión no tiene mucho peso. En la plaza que está junto a la catedral un grupo hacía el loco:

Desafiando la gravedad
Desafiando la gravedad

La siguiente parada estaba bastante lejos: Plaza de España. Allí nos esperaba el espectáculo de luces en la fuente más grande que he visto nunca. Nos colocamos en las escalinatas que llevan al museo de arte y esperamos a que empezara el espectáculo. Yo, que siempre espero lo mejor, tenía la cámara lista para inmortalizar el momento:

Fuente en t=37s
Fuente en t=37s

Las luces y la configuración de la fuente cambiaba según la música que iba sonando:

Fuente en t=58s
Fuente en t=58s

Es obvio que quedé encantadísimo con el espectáculo. Por la noche nos fuimos a una discoteca alternativa: Razmatazz. Tenía tropecientas salas y en la principal un concierto de un grupo que a mí por lo menos me gustó. Las canciones eran muy enérgitas y fácilmente te ponías a saltar como si fueses un fan de toda la vida. Ahí me reencontré con mi gran amiga Sheiluki que hacía una eternidad que no la veía. La verdad es que en menos de un mes he visto a mis dos amigas de la infancia: Katy y Sheila. Fue una noche genial!

Para cerrar el viaje a Barcelona la foto que más me ha gustado. Salió algo borrosa y con bastante ruido pero aún así creo que merece la pena.

End of trip
Volveré!

Revolutionary Road

Hoy he visto el trailer de Revolutionary Road y la verdad es que me ha tocado la fibra sensible. Toca para mí el tema más importante de todos: la felicidad. Por esa razón American Beauty es una de mis películas favoritas. Por la misma que Fight Club. Porque ambas parten de que muchas veces llegamos, casi sin darnos cuenta, a una vida que no nos gusta. En la que no somos felices y por inercia no hacemos nada por cambiarla cuando la posibilidad de invertir la situación está muy cerca, al alcance de nuestra mano, está dentro de nosotros mismos.

Revolutionary Road
Revolutionary Road

No sé cómo será la película (del tráiler a lo que se ve en pantalla puede haber un mundo, valga como ejemplo, Soy Leyenda) pero promete. Ambos actores me gustaron en Titanic y el director es San Mendes (American Beauty) por lo que no me la pienso perder.

Viaje a Barcelona II

Al despertar en el piso de estudiantes barcelonés sólo se me venía a la cabeza la película Una casa de Locos (traducción de L´auberge espagnole). La peli trata de un erasmus francés que eligió como destino Barcelona. La película es muy divertida y es de visión obligada para todos aquellos interesados en hacer un erasmus. Bueno, el caso es que en la película te muestran un piso de estudiante muy peculiar. Con habitaciones enormes, techos muy altos, un salón encajonado entre las habitaciones que da a un balcón. Todo muy antiguo y decorado por la multitud de estudiantes que han ido pasando por él.

Palomas barcelonesas
Palomas barcelonesas

Pues en el que yo me quedé era igual. Para que te hagas una idea, los mosaicos del baño estaban escritos con mensajes y poesías. Había en español, catalán y hasta chino/japonés!! Y además, uno de los chicos había puesto  música de pianos y tambores… todo muy alternativo.
Después de un despertar tan relajante nos encaminamos al punto de encuentro: casa Batlló. De camino (por el Paseo de Gracia) vemos un bar con dulces y una de las chicas dice: “¡Qué buena pinta! ¿Por qué no desayunamos? Total, hay que aprovechar estas experiencias”. El sitio no parecía nada del otro mundo así que nos sentamos y pedimos. Éramos tres personas: dos palmeras (sin chocolate), donut, café y dos botitos de batido de chocolate. En vez de vasos de cristal nos pusieron vasos de plástico, pero bueno, tampoco íbamos a estar de tiquismiquis. LLegó la hora de pedir la cuenta: 18 €. ¡Toma qué Gracia en el paseo de Gracia! Todas las cosas costaban 3 €. Más tarde me he enterado de dicho paseo es la avenida más importante de Barcelona comparable (según la wikipedia) con los campos éliseos de Francia. Yo no he estado en Francia pero lo dudo, porque la avenida no me pareció nada del otro mundo.

Bueno, la casa de Gaudí estuvo muy bonita. Muy bonita por fuera porque entrar a verla costaba 17,50 € si eres persona y 13,50 € si eres estudiante. Como el desayuno nos salió caro no teníamos ganas de más clavadas 😉

Detalle casa Gaudi
Detalle casa Gaudí

Siguiente punto de la ruta: más Gaudí. Fuimos al parque Güell, un escenario recurrente de la película que nombro más arriba. Tiene unas vistas muy bonitas y es perfecto para recorrerlo despacito y descansar.

Parque Güell
Parque Güell

Bueno, seguro que ya te estás imaginando cuál va a ser la tercera parada… ¡Más Gaudí! La Sagrada Familia. La verdad que el día no podía ser más concentrado. Tras coger el metro barcelonés y a hacer un transbordo caminando por la calle, cosa que a los madrileños les impactó mucho, llegamos al destino. Aclaración: a mí no me asombró porque en Tenerife sólo tenemos tranvía jejeeje.

Cuando salí del metro y vi la catedral… bufff menuda sensación! Es espectacular. Es enorme y con un nivel de detalle increíble. Pienso que, cuando se termine, será una de las construcciones humanas más bonitas habidas y, seguramente, por haber. Me parece todo un logro reinventar el concepto de iglesia y crear algo tan original como esto:

Sagrada Familia
Sagrada Familia

Para acabar el día preparé 12 huevos de crepes. Sí, salieron un montonazo pero es que éramos once personas para cenar! Por lo noche dimos una vueltita y para casa a descansar para el último día.

La otra fachada
La otra fachada

Viaje a Barcelona I

El fin de semana del 13 al 16 de Noviembre estuve por primera vez en Barcelona. El motivo del viaje era reencontrarme con la gente que conocí en Oxford este verano con la beca del gobierno. Es increíble como tras tres semanas de convivencia hemos llegado a formar un grupo tan unido y con tan buen rollo.

Grupo en Barna
Grupo en Barna

El primer día (llegaba a Barcelona por la tarde) y el último día (me iba a las cuatro) estaban perdidos. Al ser vuelos internacionales debía estar dos horas antes y para eso tienes que salir con una hora y pico de antelación así que eso dejaba tan sólo dos días.

El jueves nos reencontramos, hicimos cena común (en un sitio pijillo pero de precios contenidos) y los más valientes salimos a tomar algo. Fuimos por las ramblas, nos perdimos por alguna callejuela cercana a una plaza con palmeras y acabamos en un local llamado “La Macarena”. ¡Menudo antro! Para entrar había que esperar en un espacio minúsculo mientras cerraban la puerta que daba a la calle y alguien abría la puerta que daba al local. En esos momentos de espera, con ambas puertas cerradas y a punto de entrar en un sitio desconocido… a uno se le pasan muchas ideas raras por la cabeza. ¿Qué habrá al otro lado? ¿Gente comiendo sesos de mono? ¿Por qué tanta chorrada para entrar a un bareto?

Ivi en la casa Batlló (Gaudi)
Ivi en la casa Batlló (Gaudí)

Nada más abrir la puerta nos encontramos con una “pista de baile” más pequeña que el salón de mi casa (que no es muy grande). Luces rojas y varias personas bailando un poco locas como influidas por alguna sustancia. Por lo menos nos regalan cuatro cervezas por haber sido valientes para entrar (aunque éramos 8). Tras hacer el paripé un rato salimos y nos encontramos con un negro que estaba loco perdido. Daba gritos a todos y a nadie en particular. Un poco extrañados nos dirigimos rumbo al piso. Por el camino, prostitutas y vendedores ambulantes intentan vendernos cervezas de lata.

La verdad, que la primera impresión, no es del todo buena. El piso en el que me quedé a dormir la primera noche estaba situado en una lateral del Paseo de Gracia (o Passeig de Gràcia).  Yo no le ví nada especial a dicha avenida… y ese sería un error que pagaría al día siguiente.

Tortilla de papas

El momento en el que uno puede decir que está preparado para vivir independizado (dignamente) guarda una íntima relación con la primera tortilla de papas. Lo de dignamente lo digo porque he estado en muchos pisos de estudiantes donde, aunque vivan sin sus padres, no se puede decir que se hayan independizado. Si sólo comes burker king y pizzas, si la casa parece más un basurero que otra cosa, si para beber un vaso de agua has de fregarlo primero, si hueles el baño desde el salón… lo siento, pero eso no es independizarte. Eso es una hediondada (léase jediondada!).

Bueno, que me lío. Aquí está la prueba:

Vista aérea
Vista aérea

La receta

Ingredientes:

  • Papas
  • Cebolla (opcional)
  • Pimietno (opcional)
  • Aceite
  • Huevos
  • Sal

Instrucciones:

-Aviso! Cada familia hace la tortilla de papas de una forma distinta. Yo la he hecho de la forma más sencilla y con la que más probabilidades hay de que salga bien: la receta del cocineroFiel.

  1. Se pelan las papas y se pelan en lascas muy finitas.
  2. Se trocea un poco de cebolla y otro poco de pimiento. ¿Cantidades? Depende de lo que te guste.
  3. Sartén al fuego, abundante fuego y para dentro las papas (con sal). Si eres detallista añade dos ajos sin pelar.
  4. Cuando estén más o menos hechas se echa la verdura.
  5. A parte, vas batiendo 4 o 5 huevos (y añade bastante sal).
  6. Cuando las papas estén listas las sacas y lo pones todo (sin el aceite ni los ajos) en el bol donde están los huevos.
  7. Mezclas todo bien (si se rompen las papas mejor. Se trata de conseguir una masa más o menos uniforme).
  8. En una sartén con poco aceite pones toda la mezcla. El fuego bajito para evitar que se queme antes de que te de tiempo a darle la vuelta.
  9. No puedes esperar a que se cuaje por arriba. Cuando más o menos tenga consistencia le pones un plato por encima y le das la vuelta.
  10. ¡Y a comer!

Esta es la pinta que debería de tener (a mí me gusta sequita, si te gusta babosa dale la vuelta antes).

Hummm
Hummm

Y eso es todo. Parecía muy difícil y laboriosa pero al final salió bien.

Para servir, tal cual o con ketchup y mostaza.