Cuestión de Honor

Acabo de terminar de ver esta película: Cuestión de Honor.

Pride and Glory
Pride and Glory

Me ha gustado. No como para tirar cohetes pero me ha gustado, un siete o siete y medio en mi escala personal. Para quien no conozca la peli el guión trata sobre una serie de policías donde algunos son corruptos, otros miran hacia otro lado y también hay alguno “con honor”.

Sin embargo, hubo un detalle que me llamó la atención. La novia del “bueno” lo abandona porque éste mintió. La mentira no tenía que ver nada con él ni con su matrimonio. Era para proteger a otro poli, el “bueno” no iba a sacar nada. Pero aún así su mujer decidió dejarlo.  No se encontraba a gusto compartiendo su vida con una persona así.

Me pareció curioso pero a la vez, digno de alabar. Pienso que demasiadas veces dejamos que ocurran cosas que están mal a nuestro alrededor. Las dejamos porque no nos afectan. O eso creemos. Las dejamos porque cuesta encontrarles situación, porque nos pueden llevar a situaciones incómodas. Como ejemplo me vale cualquier cosa. Ver que nuestra amiga está siendo infiel a su novio, o que está con alguien al que no quiere, o, como en la película, que miente. Claro que no es nuestra responsabilidad, claro que es “su” culpa pero pienso que deberíamos intentarlo. Que deberíamos intentar cambiar aquello que no nos gusta.

Había un dicho que decía algo así:

Primero se llevaron a los judíos, pero a mí no me importó porque yo no era judío.

Después se llevaron a los gitanos, pero a mí no me importó porque yo no era gitano.

Después se llevaron a los negros, pero a mí no me importó porque yo no era negro.

Ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde.

Anuncios

4 comentarios sobre “Cuestión de Honor

  1. Pensé en ir a verla en Irlanda, pero la tuvieron muy poquito tiempo, así que no la vi y aquí no tengo tiempo.

    El ser humano es de lo más egoista, si no me interesa, no me muevo.

  2. Estoy de acuerdo contigo Nami.

    Pero incluso siendo egoísta, te COMPENSA moverte. Incluso siendo egoísta te BENEFICIA hacer las cosas bien. Pues al final, de una forma o de otra, se equilibra la balanza.

    O lo que es lo mismo, siembra vientos y recogerás huracanes. Siembra manzanos y comerás manzanas a la sombra 😉

    Haré hincapié en este tema en la siguiente anotación.

  3. Iván, y a mi que me parece mucho decir que la muje le había dejado por mentir en aquel juicio.

    Yo vi más varios intentos de crear una felicidad compartida que no había funcionado incluso aunque se querían. Cosas de la vida, que no nos lo pone fácil, eh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s