La belleza de lo simple



Serenety, originalmente cargada por Ivan_Lopez.

En este blog he hablado de viajes, de cómo veo la vida, de la amistad y, en la entrada anterior, he tocado de refilón un tema peliagudo. El amor. Un tema complejo que sale más allá de nuestro “yo”.

Hoy es mi cumpleaños y tenía reservado este tema. ¿Cómo debería de ser una relación? ¿Merecen la pena?

Vayamos por partes. La primera pregunta tiene fácil respuesta. FÁCIL. Esa es la gran palabra que guía y que veo que la gente de mi alrededor no tiene claro. Cuando te gusta alguien es fácil saber si es recíproco. Si no lo notas HUYE!! No se puede forzar a nadie a que sienta nada. Puedes conseguir, con suerte, enrollarte con ella pero no te merecerá la pena.

Recordemos Fácil. Si tú tienes ganas de quedar ella tiene aún más ganas que tú. Lo llevaba pensando hace rato. Cuando quedas con esa persona la conversación sale fácil. Da igual el tema. Hablas. Te ríes. Te sientes cómodo. Las horas pasan volando…

Es importante saber que es en este momento cuando tienes que ser exigente. Si eres cariñoso tiene que ser cariñosa, si te encanta salir y hacer deporte al aire libre no te busques una ajedrecista, si te gusta quedar todos los días, o sólo los fines de semana, ella tiene que pensar igual… ¿por qué digo esto? Porque al principio es muy fácil pasar por alto estos “detalles” pero te aportarán sufrimiento a la larga. Sé valiente.

Si todo sale bien, tendrás los cimientos de una excelente relación. Porque recuerda una de mis frases: Las relaciones sólo van de mejor a peor. Tenlo muy presente. Si al principio hay discusiones no daré un duro por tu relación. Y, si por cualquier motivo, se acaba acabando recuerda: segundas partes nunca fueron buenas. Los motivos que propiciaron la primera ruptura volverán a aparecer.

No hay que empeñarse en intentar salvar algo que hace aguas. Una amiga mía tiene un estado muy ilustrativo: “Si alguien te demuestra que no le importas nada, es que no le importas nada…” Muchas veces, cuando estamos enamorados o nos gusta mucha la otra persona estamos tan ciegos que somos incapaces de ver siguiera algo tan obvio.

Si eres listo ya habrás descubierto la respuesta a la segunda pregunta ¿Merece la pena? Si cumples los requisitos anteriores: SÍ. Esta pregunta está íntimimamente relacionada con el post anterior. Iniciar una relación es algo mágico y que te hace sentir más vivo que ninguna otra cosa. No te cierres en tu caparazón. Arriésgate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s