Tocando las bowlings

Por petición popular subo dos de las fotos que nos hicimos con los guardias del Palacio Real.

Justo tras sacar la foto el guardia, que estaba ya hartito de nosotros, pegó un zapatazo y empezó a gritar que teníamos que estar a 20 feets de él. Así que cogimos y fuimos a molestar a su compañero con el que me saqué esta foto tan sensual.

Fíjate en el guardia… esa mirada perdida… cargando con ese machete… pues eso, que nos dio miedo y seguimos nuestro camino. Por último, una foto del parlamento (creo) con el London Eye al fondo.

Lo bueno del tiempo de Inglaterra es que los cielos con nubes quedan espectaculares. Saludos!

First week

La primera semana se ha pasado volando. Entre las clases y las salidas al pueblo de Oxford apenas he tenido tiempo para nada. El viernes fuimos de excursión al colegio de Harry Potter (aunque no le vimos, igual estaba fugado), el sábado a Londres y el domingo dimos una vueltecilla por un pueblo cercano en el que había un palacio.

Ahí estamos el Big Ben y yo. La verdad es que la capital de este país en el cual no para de llover me defraudó un pelín. Es bastante sosa. Creo que Oxford tiene muchísimo más encanto que Londres y además, está todo comprimido en un espacio bastante pequeño.

En la capital vimos a la guardia de la reina y no pudimos evitar sacarnos fotos con ellos hasta que uno se mosqueó y pegó un grito. Creo que tienen uno de los trabajos más ingratos del mundo.

El colegio de Harry Potter me pareció precioso aunque el comedor de la película es mucho más pequeño de lo parece en la película. Pero la arquitectura del lugar es preciosa.

Ya de noche llegamos al río prometiéndonos que volveríamos para realizar el paseo en barca por el Támesis.

Hasta la próxima conexión!